El fin de semana pasado estuve poniéndome al día con revistas semanales
que tenía atrasadas, y además de algunos artículos interesantes en "El
País Semanal"... uno de ellos me llamó poderosamente la atención al ver
el estilo con el que estaba escrito, era una ¿entrevista? a Zapatero,
convivía 3 días con Juan José Millás...

De toda la entrevista, además de con un estilo ameno tipo narración me
quedo con una de las reflexiones que ponía que había hecho Zapatero,
diciendo que la vida es una mezcla de nostalgia y esperanza... y creo
que es una frase muy sabia.

Como me gusta debatir y comentar estas cosas, la he comentado en mi
oficina y decían que la aplicación de esa frase es muy dependiente del
carácter de la gente... que la gente del norte sí es aplicable pero más
allá acerca de a dónde es aplicable hay una gran parte de razón en la
frase, al menos en mi caso...

Ya que la vida es nostalgia...
porque siempre pensamos que cualquier tiempo fue mejor, que hace años no
nos cansábamos tanto, que teníamos muuuuuchas más vacaciones...

Y es esperanza...
pensando en que mañana será mejor que hoy, tendremos un trabajo que nos
haga más felices, viviremos en Galicia (jejejeje, ese es mi caso nada
más)...

Por tanto, al menos yo, vivo entre nostalgia y esperanza, anhelando un
futuro esperanzador y teniendo morriña de esa juventud pasada...