La semana pasada he estado en Colonia, Alemania, recibiendo unas formaciones que posteriormente yo trasladeré al canal de ventas de mi compañía.

No me ha dado tiempo de ver nada de la ciudad, aunque sí su monumento más importante (aunque ha sido desde fuera): La catedral. Pero realmente lo que más me ha impresionado de todo ha sido la inmensidad del Rhin, eso es un río... y lo demás son historias. Y eso que el río de mi pueblo, Caldas de Reis (Galicia) se desbordaba hace algunos años e inundaba partes del pueblo...

Vista del Rhin y la catedral desde el hotel (en Colonia)

De las formaciones destacar eso de estar de nuevo al otro lado de la barrera, como alumno... y rodeado de gente de todo el mundo: EEUU, Finlandia, Noruega, Hungría... y demasiada conversación en inglés para mi mente, que terminaba las jornadas agotada...

Pocas cosas más a comentar, el hotel, impresionante... la vista desde el lugar dónde desayunábamos era increíble. De hecho yo me levantaba con tiempo extra para poder estar sentado y mirando por la ventana tranquilamente mientras disfrutaba de un gran desayuno "estilo alemán", con su bacon, salchichas... y muchas más cosas. Increíble. Era el Hyatt de Colonia.

Vistas desde el desayuno en el Hyatt

Poco más que contar, una experiencia muy interesante, muy agradable... y con respecto a España lo más conocido: la Costa del Sol, toros, la siesta y el vino. Que por cierto para la cena pusieron un vino blanco español, de Rueda. Una experiencia a la vez chocante para mí con respecto a los horarios, desayunas a las 08:00 (empezaban a las 09:00 las conferencias), comes a las 12:30 y cenas a las 18:30... ¡¡demasiado temprano para mí todo!! Aunque era un horario muy interesante...

Lo cierto es que me han quedado ganas de volver a visitar la ciudad, en plan turista y con tranquilidad...