Todos los problemas son nada hasta que realmente ves que sí hay problemas verdaderos, problemas de salud importantes, no míos, sino de gente conocida y apreciada. Quizás a nadie le interesen estas reflexiones, quizás os parezcan manidas y trilladas pero creo que escribirlas ayuda a pensar con claridad.

Sólo con que se mente la palabra cáncer en un cuerpo significa hundimiento familiar, pensamientos lúgubres y caída de moral en todo el mundo, más aún cuando se complementa con su media naranja, ese complementario todavía más odiado que la horrenda palabra cáncer, esa palabra asesina de la esperanza: metástasis.

Ambos términos son dos jinetes garantía de problemas, de tiempos de lucha, de batallas con poca fuerza y alimentadas de fe y esperanza.

Ahora comenzará una lucha y a ver qué pasa... le deseo lo mejor y yo sí creo en las luchas difíciles...